¿Cuando otorgar o no una licencia no remunerada?

Ahora que los colaboradores están más interesados en acudir a este tipo de licencias para suspender temporalmente sus labores por razones personales, la decisión requiere un mayor análisis por parte de las empresas. A continuación te contamos algunos aspectos a tener en cuenta. (También te puede interesar: ¿Cuándo decir adiós a un empleado?).

Aunque a la luz del Código Sustantivo del Trabajo no está explícitamente definido todo lo concerniente a una licencia no remunerada, es muy importante hablar sobre esta y resolver algunas dudas que existen a su alrededor. La primera y más común es: ¿qué significa? La licencia no remunerada es un permiso que solicita el trabajador a su empleador sin remuneración por un tiempo determinado, el cual debe presentarse por escrito, debidamente justificado, y el empleador tiene la potestad de concederlo o negarlo.

Pero, ¿en qué casos es viable y en cuáles no tanto? De acuerdo con Daniel Ceballos, Abogado con Maestría en Direccionamiento y Gestión del Recurso Humano, y Especialista en Seguridad Social, la decisión se basa en la justa causa. “Por ejemplo, una calamidad doméstica, el fallecimiento de un ser querido o una situación que sea transcendental en la vida del empleado es justificable, sin embargo, intereses personales como tomarse un tiempo ‘sabático’ para emprender un viaje o incluso, estudiar en el exterior son razones que requieren una evaluación a profundidad”.

Esto no quiere decir que en dichos casos la respuesta sea un no rotundo, puesexisten algunas excepciones. Si en caso hipotético un empleado desea estudiar en otro país y ese diplomado, especialización o maestría va a contribuir al mejoramiento y crecimiento de la empresa, es decir, le va a ofrecer un aporte significativo a la compañía, y directamente a la actividad laboral de esa persona, se considera viable.

Mientras que, tal como lo mencionó anteriormente el Abogado Daniel Ceballos,solicitar este permiso para “recorrer el mundo”, se interpreta como una señal de desmotivación y muy poco interés de regresar al país y a la empresa particularmente. Por esta razón, en estos casos es recomendable finalizar el contrato entre las dos partes.

Ahora bien, ¿qué implicaciones trae consigo otorgar una licencia no remunerada? Primero que todo significa suspender el contrato laboral. Según el Artículo 51 del Código Sustantivo del Trabajo, durante estos períodos de suspensión el empleador dejará de pagar el salario, no tendrá en cuenta algunas prestaciones sociales, salvo cuando se levante la suspensión, pues durante la licencia no incurre en ningún riesgo profesional. Así mismo, legalmente no existe una obligación para la empresa de cotizar a pensión, sin embargo es conveniente hacerlo, como una medida preventiva.

También es importante tener en cuenta que las licencias no remuneradas no tienen un tiempo estipulado, así como tampoco un tiempo de respuesta por parte del empleador. La única condición es tramitar el permiso con al menos 15 días de anticipación y por escrito, para que de esta manera se analice detenidamente y, en caso de ser concedida, hacer una preparación previa y definir la persona que asumirá esas responsabilidades temporalmente.

Finalmente, la decisión siempre estará en manos del Jefe de Recursos Humanos y el Director o Gerente de la empresa, y todo depende de su autonomía y manual organizacional, siempre en línea con lo que contempla el Código Sustantivo del Trabajo y el Ministerio de la Protección Social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *